Porque se persigue la cola?

A este tipo de conducta se le llama  trastorno obsesivo compulsivo, el cual puede tener varias causas, pero principalmente es debido a una neurosis, la cual se activa en una situación en la que el perro no encuentra otra salida a una fobia, un deseo frustrado, malos tratos o cualquier problema de su infancia, así pues el perro crea este tipo de conducta para escapar de ese problema, eliminando el estrés acumulado.

Al encontrar alivio en ese comportamiento se ve reforzado automáticamente, creando así esa obsesión.

Este problema generalmente es genético se da más en unas razas que en otras, entre ellas el bull terrier, pero no se da en todos los individuos de esta raza, ya que como he explicado antes, es necesario  una crianza defectuosa o un trauma para desencadenarlo.

Estos trastornos en el comportamiento suelen  aparecer durante la pubertad, en cuyos individuos se acostumbra a dar también la ansiedad por separación y otras fobias.

Muchas veces la conducta  la refuerza el propio dueño, bien castigándolo o premiándolo, a veces involuntariamente.

Realmente es un problema difícil de solucionar, ya que en sí mismo es un comportamiento auto-satisfactorio, el cual además se ve reforzado por el dueño. En primer lugar deberíamos saber qué situación es la que provoca este mecanismo de escape, para así poder eliminarlo, por ejemplo si es una reacción causada por ansiedad por separación deberemos tratar al perro para la ansiedad.

Pero muchas veces la causa del problema no es tan evidente y el tratamiento constaría de una alternativa a ese acto completamente incompatible, como por ejemplo comer, hueso o juguete para roer, ejercicio….pero todo esto debe realizarse justo antes de que se desencadene dicha conducta, el dueño debe vigilar al perro y reconocer cuándo va a iniciarse el proceso, para así llegar antes con una acción sustitutiva. También existen tratamientos con antidepresivos pero éstos debe  prescribirlos el veterinario, y muchas veces tampoco se soluciona el problema.

Lo ideal en estos casos es prevenir, lo cual se consigue ignorando el comportamiento del perro cuando haga esto por primera vez,  y así todas las veces que vuelva a ocurrir.

De todas formas estos problemas en la conducta, no acostumbran a tratarse si no son  peligrosos para el perro o muy molestos para el dueño.

Autora del articulo: Yolanda Blanco (adiestradora y etologa canina)