DOMINANCIA EN PERROS

Antes de empezar me gustaría decir que el carácter de bull terrier, al igual que otras razas, la mayoría de veces es genetico. Por lo que desde aquí recomiendo no cruzar perros de un carácter dominante-agresivos, ya que los cachorros tienden a salir con el mismo carácter, esto esta mas que comprobado por estudios, no porque lo digamos nosotros.

La dominancia en perros es algo que si no se trata puede llegar a ser un gran problema, con ello cada vez mas se pueden ver anuncios de se regala perro, o bien estos acaban en las perreras... cual es el problema? en la mayoría de casos desgraciadamente son los dueños, que cuando empiezan a ver que su perro se orina marcando la casa, les gruñen o agreden, se ponen molestos insistiendo acaparar la atención de todo, destrozan,... acaban por darlo en adopción o bien cosas peores que ni quiero mencionar, aunque ya podéis imaginaroslo...

Es un problema tener en casa un perro dominante? por supuesto que no, esto no quiere decir que sea un perro peligroso ni mucho menos, solo que tiene su carácter fuerte y quiere estar por encima de todo, lo ideal es conocer al perro y ver si muestra signos de ser un perro dominante, y desde pequeño aunque nos parezca muy mono o nos hagan gracia cosas que no son correctas, no dejarle pasar ninguna, ya que a medida que crezca esto se acentuara y es cuando realmente veremos el problema y a cuanto mas edad tenga mas cuesta el modificar conductas no deseadas por la dominancia, un perro educandolo firmemente desde pequeño, no sera un problema en un futuro! ser firmes para nada significa no darle el cariño que debe darseles, a todo esto añadir que un perro dominante no es recomendable como perro de compañía y aun menos si se tiene niños pequeños.

Aquí voy a dejar algunos datos que nos pueden servir de ayuda a la hora de saber si es un perro dominante o no, recalcar que para nada tiene que ser todos y cada uno de los puntos que menciono y que alguno de los puntos en algunos casos no son siempre signos de dominantia, estos los indicamos con un *

- Al ponerle la comida, si lo acaricias o metes la mano en su comedero se molesta y gruñe o muerde
- Si le das un hueso suculento, le pides que te lo de, lo vas a coger y se molesta gruñendo o mordiendo.
- Al estar durmiendo, le acaricias y se molesta
- Al ponerlo en modo sumision, se revuelve gruñendo, mordiendo..
- Al ver a otro perro se avanza hacia el con el pecho alzado, cola alzada, cesta en el cuello-lomo, orejas tiesas y juntandolas mas de lo normal (en el caso del bull terrier), mostrando los dientes y gruñendo..
- No dejara que otro perro le monte o lo ponga en una postura de la cual no podría defenderse, siendo él, el que monte marcando su dominancia.
* Montara las piernas de sus dueños.
- Meara por esquinas de la casa, o muebles, sofás,.. todo lo que tenga esquina, con ello marcando su territorio.(en caso de ser macho)
- En el caso de tener 2 perros si este come y el otro se le acerca le gruñira, lo mismo si lo molesta cuando descansa, si le va quitar sus juguetes, si esta recibiendo caricias de su dueño y el otro se le acerca..

Como actuar ante un perro dominante? Aquí dejamos algunos puntos que deberían seguirse a pie de letra, aunque recomendamos se contacte con un educador canino.

· No darle comida cuando estemos nosotros comiendo o picando.. jamás darle cuando él lo solicite.
· Nunca darle de comer antes que comer nosotros.
· No dejarle el comedero siempre a su disposición.
· No jugar con el tumbado y que nuestra cabeza quede bajo la suya o en una postura que sea sumisa.
· No jugar a nada donde el venza y se pueda crecer, como el tirar de una cuerda o similar.
· Cuando juegue bruto y veamos que ese tipo de juego no lo queremos, parar el juego con un NO, apartandolo e ignorandolo.
· No iniciar los juegos cuando el lo pida.
· No darle caricias cuando el lo solicite.
· No permitir que el diga por donde pasear, debemos ser nosotros quien diga por donde ir.
· No dejar que pase el primero por las puertas (al entrar a casa, salir..)
· Evitar que se ponga en ciertas posturas, tales como: dejarle subir encima nuestro.
· No dejarnos montar.
· No mirarlo fijamente a los ojos.
· No pegarle, esto puede provocar en un futuro agresividad.
· No dejarle subir a sofá, camas…
· Premiarlo con un hueso, galleta.. siempre antes de obedecer a una orden como: sienta, tumba, dame la pata..

Con esto lo que haremos es hacerle entender que el líder “dominante” somos nosotros.

Quisiéremos añadir que hay que diferenciar a un perro dominante a un perro que no esta bien por problemas neurológicos o similar, un perro que no esta bien por enfermedad atacara por nada, es decir estara tan tranquilo, que lo mismo se avalanza y nos muerde el brazo, la pierna.. por ello recomendamos que al menos signo de esto se acuda al veterinario hacerle un chequeo completo, si sale bien, entonces recurrir a un especialista en educación canina, para que le indique como tratar la dominancia de su perro y este no llegue el día de mañana a agredir por su dominancia.

Por otro lado no recomendamos si se tiene un perro dominante en casa, y no se tiene conocimientos suficientes en como llevarlo, no se opte por traer a otro perro al hogar.

Autora: Raquel Chacón

Revisado por: Yolanda Blanco (adiestradora y etologa canina)